Jump to content

Whilsa

💠 Usuario 💠
  • Content Count

    40
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    6

Whilsa last won the day on February 10

Whilsa had the most liked content!

Community Reputation

30 Excelente

1 Follower

About Whilsa

  • Rank
    Nivel 12-3

Recent Profile Visitors

100 profile views
  1. Gracias @Borja Sanchez . No hay problema.
  2. ¡Tercera edición del prestigioso CLUB DE LA LUCHA! Promocionado por: La Jefa y El Contable. El próximo domingo 9 de febrero, a las 19.00 hora española peninsular, te esperamos en Plaza Central. En esta ocasión traemos triple premio: 100.000 $ para el ganador del torneo, y dos sorteos de 50.000 $ cada uno entre todos los asistentes que aguanten hasta el final. NORMATIVA DEL CLUB DE LA LUCHA Si vas a asistir, indícalo contestando a este anuncio (OOC: dale a responder tema y deja tu mensaje). 1.ª Los combates son 1vs1. Cualquier intervención en pelea ajena supondrá la descalificación inmediata del interviniente en su siguiente pelea. 2.ª No se permite acceder a las instalaciones con ningún tipo de arma (ni blanca ni de fuego). En esta ocasión sí se permiten móviles para tomar fotos. Contamos con el beneplácito del Ayuntamiento. 3.ª La pelea es hasta caer inconsciente o hasta la rendición. Si no respetas la rendición de tu contrincante quedarás descalificado en esa pelea. 4.ª Si sales de la jaula pierdes. Si corres pierdes. 5.ª No se admite ningún tipo de protección en la cabeza ni en el torso. Como mucho camisetas. 6.ª El número de participantes es ilimitado. 7.ª Sólo habrá un ganador que se llevará los 100.000 $. Terminado el torneo, se realizarán los dos sorteos de 50.000 $ cada uno entre los asistentes. NORMAS CLASIFICATORIAS Para conseguir que todos los interesados puedan participar, la 2.ª edición se organiza en dos fases: 1.ª Una miniliga entre todos los participantes donde cada uno acumulará puntos (3 puntos si ganas, 1 punto si empatas y 0 puntos si pierdes). Serán dos/cuatro jornadas dependiendo del número de participantes. 2.ª Una ronda eliminatoria entre los dos/cuatro/ocho que más puntos hayan conseguido en la ronda anterior. En caso de empate se harán peleas de desempate. SE RUEGA LA PRESENCIA DE AL MENOS UN EMS, ¡GRACIAS DE ANTEMANO! ¡SUERTE!
  3. ¿Se sabe algo de este problema? Se me hace imposible en algunos roles. Gracias de antemano.
  4. ➛ 1 - Usuario: Whilsa ➛ 2 - Nombre de Personaje: Daniel Whilsa ➛ 3 - ¿Cuando ocurrió?: No lo sé, hará unos dos meses. Al principio me pasaba pero sólo a veces. Ahora es siempre. ➛ 4 - Descripción del problema técnico: Cuando hablo por teléfono, nunca me escuchan. Da igual que inicie yo la llamada o que me llamen. Al principio me pasaba a veces (una cada cinco más o menos), pero llevo dos meses que nunca se me escucha. Lo he intentado retrasar para no dar la tabarra, pero ya no puedo más con ello. ➛ 5 - ¿Sabes como pasó?: No ➛ 5 - ¿Imágenes o vídeos?: (imágenes o vídeos). Gracias de antemano.
  5. El próximo domingo 26 de enero a las 18.30 hora española nos vemos en el garaje que hay tras el Tequila-la. La Jefa (mayorista de perejil y harina) y El Contable (con lavandería propia) queremos fomentar la competitividad en la ciudad con un deporte que si no te mata te hará más fuerte. NORMATIVA DEL CLUB DE LA LUCHA 1.ª Los combates son 1vs1. Cualquier intervención en pelea ajena supondrá la descalificación inmediata del interviniente en su siguiente pelea. 2.ª No se permite acceder a las instalaciones con ningún tipo de arma (ni blanca ni de fuego). En esta ocasión sí se permiten móviles para tomar fotos. Contamos con el beneplácito del Ayuntamiento. 3.ª La pelea es hasta caer inconsciente o hasta la rendición. Si no respetas la rendición de tu contrincante quedarás descalificado en esa pelea. 4.ª Si sales de la jaula pierdes. Si corres pierdes. 5.ª No se admite ningún tipo de protección en la cabeza ni en el torso. Como mucho camisetas. 6.ª El número de participantes es ilimitado. 7.ª Sólo habrá un ganador que se llevará los 100.000 $. NORMAS CLASIFICATORIAS Para conseguir que todos los interesados puedan participar, la 2.ª edición se organiza en dos fases: 1.ª Una miniliga entre todos los participantes donde cada uno acumulará puntos (3 puntos si ganas, 1 punto si empatas y 0 puntos si pierdes). Serán dos/cuatro jornadas dependiendo del número de participantes. 2.ª Una ronda eliminatoria entre los dos/cuatro/ocho que más puntos hayan conseguido en la ronda anterior. En caso de empate se harán peleas de desempate. SE RUEGA LA PRESENCIA DE AL MENOS UN EMS, ¡GRACIAS DE ANTEMANO! Quedamos ese día a esa hora en el garaje que hay tras el Tequila-la. ¡SUERTE! PD.: Aclarar que los premios del Club de la Lucha los pagamos @mAriaGlossy y yo
  6. Por muchas cosas han pasado, muchos inconvenientes, innumerables retos, momentos de inmedible tensión, pero el momento de Ashley y Daniel había llegado. Ambos sentían que la organización estaba limitando últimamente sus capacidades. Tenían la sensación de que podían crecer, ya no sólo en el ámbito económico, sino sobretodo en el ámbito personal y laboral, más de lo que les permitía la banda. A ambos les había surgido una oportunidad muy importante en la ciudad y decidieron aprovecharla. Conocían el riesgo de dicha decisión, pues al fin y al cabo suponía el abandono de la banda y el resto de miembros, sobretodo Kini y Eddy, podían decidir darles un tiro en la cabeza. Aunque también sabían el aprecio recíproco que existía entre los cuatro, por lo que era un temor infundado. Ashley estaba dentro mientras Daniel esperaba la llegada de Kini y Eddy. ─Chicos, queremos hablar con vosotros porque tenemos una noticia relativamente mala─ comenzó diciendo Daniel. ─Buena porque a partir de ahora Kini y Eddy vais a tomar el control de todos los recursos de la banda si así lo deseáis─ continuó Ashley. ─Y mala porque Ashley y yo vamos a tener que renunciar a continuar con la banda─ terminó Daniel. ─La cuestión es que a Daniel y a mí nos ha surgido una interesante oportunidad y queremos aprovecharla. Llevamos mucho tiempo gestionando la banda y estamos bastante quemados ya. Necesitamos un cambio en nuestras vidas─ dijo Ashley. Kini y Eddy no decían nada, sólo asentían. ─Confiamos en vosotros dos y sabemos que dejamos la banda y sus recursos en buenas manos, pero tenemos que saber si queréis continuar con la banda o preferís que la disolvamos─ terminó Daniel. A lo que Eddy respondió inmediatamente que quieren continuar con ello, y Kini le siguió. ─De acuerdo. Entonces a partir de ahora uno de vosotros será el presidente y el otro el vicepresidente─ indicó Ashley. ─Yo seré la mano derecha del presi─ saltó inmediatamente Kini. ─Perfecto─ continuó Daniel, sorprendido pues no esperaba una respuesta tan contundente─. Hablemos de los recursos y obligaciones de la banda... Estuvieron aproximadamente 30 minutos poniendo todo en orden, indicándoles dónde estaban las cajas fuertes de la banda, qué contenían, poniendo papeles en orden y dando todas las llaves y contraseñas. Daniel llevaba los números, por eso tenía el apodo «El Contable», así que les concretó en cuánto estaba valorada la droga que tenía la banda en la caja fuerte, una cuantía nada desdeñable, siendo así que Ashley y Daniel dejaban en mejor posición a la banda de la en que se encontraba cuando tomaron los mandos hace casi ya dos meses. Una vez dejaron todo zanjado, se despidieron de Kini y Eddy, cogieron sus vehículos y se marcharon. Una nueva etapa comenzaba en la vida de Ashley y Daniel, un nuevo reto tenían por delante Kini y Eddy. Desgraciadamente para el lector, sólo podrán seguir la segunda historia y, sólo tal vez, vean referencias a la primera en esta misma historia o en otras. Ello depende del antojo del destino.
  7. Las improvisaciones no son buenas, y las malas decisiones siempre dejan mella. Al menos eso es lo que se suele decir. Hasta ahora, nuestros protagonistas de The Lost no se habían atrevido a realizar ningún robo a un establecimiento, principalmente porque sus negocios sucios iban bien y no tenían esa necesidad. Pero Ashley estaba rebelde esa tarde y quería acción, y el pobre Daniel nunca le puede negar nada. Así que se vio arrastrado por ella. La historia fue como se muestra a continuación:
  8. Buenos días a todos, ciudadanos de los Santos Mancos. ¿Acabas de llegar a la ciudad y no tienes un duro? ¿Eres rico? En cualquier caso puede que esto te interese. ¡Desde la empresa de compraventa de productos parafarmacéuticos líder en ventas en toda la Isla queremos anunciarte la oportunidad de ganar 100.000 $! Puede que pierdas un diente, te rompas la mano o te quedes tuerto pero, ¡los 100.000 $ serán tuyos! Además de la oportunidad de entrar en el negocio farmacéutico. ¡Te presentamos el «CLUB DE LA LUCHA»! Una liga de 8, 16 ó 32 participantes consistente en peleas de 1vs1 a base de puñetazos y patadas. El domingo 12 de enero de 2020, a las 18.30 quedas citado en la ferretería de la isla. Desde allí partiremos al lugar de destino. ¡Respeta las siguientes normas! No respondemos de las consecuencias por no hacerlo. PD: El evento se realiza en el server 2 con whitelist. Para saber cuántos participantes habrá aproximadamente, indica que estarás en el evento respondiendo a este tema. El Contable, La Lideresa y Driver.
  9. Ashley y Pelayo estaban teniendo sus desavenencias por un pobre ratón muerto y un adorno de un gnomo. Para entender esta historia hay que explicar otras conexas. La primera se remonta a unas semanas de antes, cuando Daniel y Pelayo estaban en el bar de la sede de The Lost. Pelayo estaba preparando unas bebidas y, buscando un cuchillo, encontró un ratón muerto. Por motivos que se escapaban al entendimiento de Daniel, Pelayo le cogió cariño al momento. «Es curioso que Pelayo coja cariño a un ratón muerto y descompuesto antes que a su expareja Ashley. La naturaleza de determinadas personas cada día me sorprende más» pensaba Daniel. En cualquier caso, Pelayo bautizó al ratón muerto con el nombre de Figels y lo enterró detrás de la sede. La segunda historia se remonta a ese mismo día y a una semana antes. Daniel y Ashley estaban buscando la nueva ubicación del laboratorio de cocaína, y dieron con una mansión en ruinas donde se encontraron con cuatro o cinco coches aparcados, de alta gama, lo que les hizo creer que en esa mansión estaba el laboratorio. Se encontraban en situación de desventaja por lo que se fueron. Unos días más tarde uno de los contactos de Daniel les informó que ya había encontrado el nuevo laboratorio, y no era donde la mansión, lo que le llamó la atención y compartió con Ashley su incertidumbre: ─Si en esa mansión no está el laboratorio de coca, ¿qué hay allí que atraiga a gente tan pudiente?─ a lo que Ashley respondió encogiéndose de hombros, mientras Pelayo no sabía de qué hablaban. Decidieron los tres hacer otra visita. En esa ocasión no había nadie. Fue entonces cuando Ashley encontró el adorno de un gnomo, se apropió de él y lo llevó a la sede. Una vez allí lo puso en la escalera hacia la entrada, pero Pelayo lo cogió diciendo: ─Conozco un sitio más apropiado─ y lo puso junto a la tumba del ratón muerto. Ashley no sabía qué había allí y empezó a preguntar. Al conocer la respuesta, Ashley cogió al gnomo y lo guardó en su taquilla. Entonces Pelayo la siguió y empezaron a discutir, por un puto gnomo y un ratón muerto, algo con lo que Daniel estaba completamente descolocado. Ashley, pelayo y Daniel reunidos, discutiendo los dos primeros y escuchando con atención el tercero. Pero también se lo estaba pasando en grande con las tonterías de esos dos. Parecía una disputa que no llegaba a terminar, por lo que decidieron resolverlo con una carrera, en igualdad de condiciones. Daniel definiría la meta mientras Ashley y Pelayo preparaban sus motos Zombie. Daniel dirigiéndose a la meta que iba a escoger, y Ashley y Pelayo con las Zombie preparándose para el comienzo de la carrera. Daniel se dirigió al párking que hay justo antes del mecánico, y les mandó a ambos la localización GPS. Estuvo esperando unos minutos hasta que apareció a lo lejos uno de los dos. Si Pelayo ganaba, podría decidir dónde poner el gnomo, y si lo hacía Ashley habría que desenterrar al ratón y llevarlo a otro sitio. Eso es lo que al menos habían dicho a Daniel. Daniel en la meta haciendo señas al ganador de la carrera. Ashley llegó la primera y se proclamó ganadora. Pasaban los minutos y Pelayo no llegaba. Pero acabó llegando diciendo que la carretera era una mierda y que había una parte que no estaba asfaltada que le había impedido ganar. Volvieron a la sede y seguían discutiendo Ashley y Pelayo porque este segundo no quería cumplir con su parte del trato. Al final Pelayo fue al servicio un momento mientras Ashley y Daniel hablaban. De repente Ashley se fue corriendo a la entrada de la sede quedándose Daniel muy extrañado. Le hizo desde lejos varios gestos y cuando Daniel fue a responderla también con gestos Ashley había desaparecido. ─¿A dónde coño ha ido? ─se preguntaba Daniel. Como no volvía fue a la puerta de la sede a ver si la había pasado algo. No entendía nada. ¿Tal vez una tormenta magnética la había afectado sólo a ella? ¿Se había enfadado porque Pelayo no quería cumplir con su parte del trato de desenterrar al ratón? Confundido, volvió al interior de la sede. De repente estaba Ashley detrás de él, con las manos manchadas de tierra. Daniel enseguida cayó en la cuenta de lo que había hecho y sin pensarlo soltó: ─La madre que te parió─ a lo que Ashley respondió con una carcajada. Cuando Pelayo se percató de lo ocurrido, cogió unas cizallas, abrió la taquilla de Ashley y hurgó todo lo que pudo buscando al gnomo, pero no lo encontró. Pelayo forzando la taquilla de Ashley mientras ésta observaba riéndose y Daniel esperaba con desabrimiento. Desde ese día, nadie se acuerda ya ni del ratón ni del gnomo.
  10. Hola @Ragnar , nos alaga que quieras entrar en el club pero para hacerlo tendrás que encontrarnos In Game. De lo contrario sería Metagaming y estamos en contra de eso. Estoy seguro de que podremos hacer grandes cosas juntos cuando nos encuentres. ¡Suerte!
  11. ➛ 1 - Usuario: Whilsa ➛ 2 - Nombre de Personaje: Daniel Whilsa ➛ 3 - ¿Cuando ocurrió?: No estoy seguro, creo que desde que entré en la banda ➛ 4 - Descripción del problema técnico: Dentro de las funciones de banda, concretamente en el cacheo, puedo ver el inventario del cacheado, pero no puedo arrastrar nada. Eso me limita mucho en los actos de banda pues necesito esposas y demás exigencias como un civil normal. No es porque tenga el inventario lleno, pues me pasa con todos los objetos aunque yo no tenga nada en mi inventario, incluido dinero. ➛ 5 - ¿Sabes como pasó?: Desde que entré en la banda. ➛ 5 - ¿Imágenes o vídeos?: (imágenes o vídeos). Gracias de antemano.
  12. Un día cualquiera, con las mentes más despejadas tras finiquitar el trato con el armero, y ya negociando con el narco de la ciudad tras el éxito del plan de Daniel para localizarle, Ashley y Daniel decidieron dar una vuelta en moto por el norte de la isla. Recordar los viejos tiempos en los que tenían más tiempo libre para observar el paisaje mientras disfrutaban del sonido de los motores y el viento rozando sus rostros no tuvo precio. Tras unas horas de viaje y varios repostajes, Ashley y Daniel decidieron entrar en un bar para rehidratarse relajadamente. Pero, como suele ocurrirles, dieron con un camarero que no era precisamente amable ni educado. The Lost siempre respeta a todo el mundo, pero si alguien falta al respeto a cualquiera de sus miembros, se ponen manos a la obra para forzar el equilibrio de la balanza de la civilidad. El camarero no paraba de mirar el escote a Ashley descaradamente, relamiéndose los labios mientras despreciaba los avisos de Daniel y las miradas asesinas de Ashley. Tres avisos le dieron pero de nada sirvió. Ashley y Daniel, cansados de tanto acoso, sacaron sus bates y empezaron a advertirle más seriamente, pero el camarero inmediatamente sacó una escopeta recortada de debajo de la barra y apuntó a Daniel sin darle tiempo a reaccionar, pues estaba ya apretando el gatillo. Por suerte, Ashley olió sus intenciones y le dio tiempo a desviar la trayectoria del disparo en el momento justo golpeando el cañón con el bate, pero mató a una civil que estaba tranquilamente en el bar. Rompieron la cabeza al camarero y continuaron rompiendo todo lo que encontraban en el bar. Ni quemando el local entero verían equiparado el mal trato recibido. Más tarde John se unió. Estuvieron dando vueltas por la autopista del este de la ciudad, y fueron al laboratorio de coca simplemente por fisgonear, y si encontraban a alguien enseñarle que ese laboratorio les pertenecía con una buena lección de vida. Pero estaba vacío. Ashley cogió su coche y se marchó, pues debía tomar un vuelo urgentemente a Wisconsin por asuntos familiares. Al entrar de nuevo en la autopista, estando John al volante, un conductor les embistió por detrás. Tras un par de segundos de aturdimiento, pues por suerte llevaban el cinturón, John y Daniel se miraron a los ojos, y sin mediar palabra, John pisó el acelerador al máximo al mismo tiempo que Daniel sacaba su pistola. Empezó una larga persecución. ─Como llegue a la ciudad antes de sacarle de la carretera tendremos que dejarle ir─ dijo Daniel. ─Estoy de acuerdo─ contestó John. Cuando quedaba un kilómetro para llegar a la ciudad, Daniel ya tenía tiro y empezó a dispararle con tan buena suerte que al cuarto tiro le pinchó una rueda, pero el coche, tras perder el control, continuó. Fue justo a la salida de la autopista cuando John consiguió bloquearle y Daniel, de un par de tiros, lo liquidó. Daniel se bajó del coche corriendo, pues había gente llamando a la policía, sacó el cadáver del auto y lo metió en el vehículo. Lo llevaron a un lugar apartado a toda prisa, a fin de poder cachearle tranquilamente. Pero no tenía anda de importancia. ─Entonces, ¿por qué embestirnos? ¿Por qué huir?─ se preguntaban Daniel y John. Dejaron el cadáver tirado en cualquier lugar y se marcharon. Un día improductivo económicamente, pero necesario para el respeto a los de The Lost.
  13. ─Dos semanas... dos malditas semanas...─ se repetía Daniel pensando en lo que había costado cumplir con las normas impuestas por el nuevo armero. Por suerte para The Lost, era el momento de cobrar, el momento clave para que la banda pudiera continuar con sus negocios turbios. Pero no adelantemos acontecimientos y sigamos un orden cronológico en la historia. El 6 de diciembre, 15 días antes, el señor de la guerra de Los Santos, más conocido comúnmente como «el armero», citó a todas las organizaciones criminales a fin de establecer unas normas básicas para la distribución, uso y prohibición de transmisión del armamento que él vendiera. Mandó un mensaje a cada uno de ellos avisando de que debían estar en una ubicación que se concretaría 10 minutos antes de la hora de la reunión. Avisaba que, en caso de no asistir, la organización correspondiente vería perjudicados sus intereses armamentísticos. Por supuesto, The Lost quería estar presente, pero sólo podían ir dos personas según las exigencias del armero, debiendo estar presentes el jefe y su mano derecha o representante, por lo que todos decidieron que serían Daniel y Ashley los que acudirían. Les resultó curiosa la situación pues al acudir a la ubicación señalada no había nadie, lo que les pareció muy extraño. No cayeron en la cuenta de que irían a buscarles para llevarles al lugar real de la reunión y que cada banda estaría en una ubicación diferente. Pero no contentos con esa medida, los trabajadores del armero les dieron sacos para que se cubrieran la cabeza y no poder ver el camino. Una vez allí, la tensión se mascaba en el ambiente. Varios miembros de varias organizaciones criminales rivales, todos en una misma sala... ¡menuda locura! Daniel y Ashley lo pensaban: «Ojalá en la calle se mantuviera el mismo respeto que en esta sala». El armero expuso sus normas que las organizaciones debían cumplir si querían comprarle armamento. Nadie se opuso así que todos contentos. Una de esas normas consistía en que cada organización tendría asignados distintos tipos de armas. Y fue en esa misma reunión cuando el armero hizo dicha asignación. «Todas las armas que tengáis las organizaciones que no os hayan sido asignadas tendréis que vendérmelas al mismo precio al que yo os la vendo a vosotros». Esa norma fue para Daniel como una auténtica pedrada en los huevos. Ashley sabía lo que estaba pensando Daniel. Como amigos de la infancia que crecieron juntos no necesitaban palabras para comunicarse. La mencionada norma suponía que The Lost se quedaba sin armamento, pero inmediatamente Daniel y Ashley se dieron cuenta del cuantioso ingreso que ello supondría para The Lost, y les permitiría comprar las armas que sí les han sido asignadas. El 15 de diciembre, 9 días después de la reunión, Daniel y el armero por fin pudieron organizarse para realizar la venta de las armas que tenían listas en la furgoneta. Allí estaba Daniel esperando la llegada del armero. A su llegada, a Daniel le pareció muy extraño que viniera solo, pues siempre estaba escoltado por alguien más. También le extrañó el coche, pero prefirió no prejuzgar. Al bajarse del coche el armero le dijo a Daniel: ─Según el listado que me has enviado me vais a esquilmar con esta venta─ no pudiendo evitar Daniel soltar una sonrisa. ─Ya imagino, pero nosotros sólo cumplimos con las normas que nos has impuesto─ respondió Daniel de forma tajante. El armero fue a la furgoneta a comprobar todo el contenido y su correcto funcionamiento, hizo inventario y le soltó a Daniel: ─Muy bien, os pagaré en dos o tres días. «Dos o tres días, ¡dos o tres días! ¡ahora tenemos que esperar dos o tres malditos días!». No se lo podía creer, pero no pudo hacer otra cosa más que aceptarlo y esperar. El armero se fue. Por suerte para Daniel y la banda el armero cumplió y pagó, pero no dos o tres días después, sino una semana más tarde. Aunque tardó más de esos dos o tres días que dijo, la realidad es que el dinero estaba en la caja de la banda pues Daniel lo guardó inmediatamente. ─¡Más vale tarde que nunca!─ pensaban los de The Lost. Ahora sólo les quedaba rearmarse y continuar con sus asuntos.
×
×
  • Create New...